domingo, 18 de enero de 2009

el estanque




¿La ves? Estoy seguro que sí. Estoy seguro que desde allí no dejas de mirarla. Ella esta con las patitas sumergidas en el agua del estanque. Sumergida en tu deseo, en el agua de tu mirada clara. Es la ninfa a la que le escribías poemas. Es la mujer que supo elegirte. Ella vuelve a encontrarte una y otra vez, llenándose de barro las manos mientras ordena las plantas que se reproducen y se nacen incontrolables como tu alma y como tu recuerdo en ella. Celebra con vos esas tardes de sol, en ese espejo de agua que le trae tu sonrisa. Ahora puede entender porque ese lugar que insistías desmesuradamente en construir era "tan importante" para vos, porque ahora lo es para ella. Tierra, agua, aire, fuego....todo habita en ese rincón del parque de la casa, ese espacio sereno, esa ultima obra tuya. Comienzo de otro tiempo, continuidad de vida. Ella sigue andando feliz con tu compañía."


Alejandro Mateo

1 comentario:

Rolando dijo...

Hermoso recuerdo.
Como es cierto que ese estanque, es Claudio.
Roli